RECURSOS PARA ASPIRANTES A LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL

Enero 2019

 

 Volumen 13

EDICIÓN 1

Anhelo, Fractura, Curación y Madurez: El camino hacia el Compañerismo Espiritual

Rev. Seifu Anil Singh-Molares, MTS

Reverend Seifu Anil Singh-Molares

Nuestras vidas están llenas de nostalgia. Llena los espacios vacíos en nuestros corazones y nuestras almas. Vivir vidas de significado y propósito. De certeza y belleza. De amor cumplido, y compasión. Y de la Unión con Dios y el Universo. Dolor, alcanzar los cielos, generalmente quedando cortos; tentadoramente cortos. Siempre en la punta de nuestras lenguas, justo al alcance. Requiriendo un estiramiento adicional, y aparentemente imposible, justo más allá de los límites de nuestra capacidad.

Tal es la sed de la Unión Divina, para la inmersión mística que impulsa casi todo deseo espiritual, y la evolución.

Y la ausencia de esa marca crea fractura. Relaciones fracturadas, tanto con Dios como con el Universo, pero también con nosotros mismos y con los demás. Amores, terrenales y celestiales, aparentemente perdidos. A los agujeros negros ocasionales de la tristeza y la desesperación. A los desequilibrios mentales. A lealtades divididas y juegos de suma cero. Y a esa misma incapacidad para estirarse.

El crecimiento parece requerir fractura y sufrimiento como parte de su proceso. Todos hemos experimentado momentos sublimes cuando estamos verdaderamente en la cima del mundo, contentos y felices. Y sin embargo, tan sublimes como esos sentimientos puedan ser, ese no es el momento en el que nosotros mismos nos estamos estirando.

El crecimiento parece imposible sin anhelo y fractura, y anhelando de nuevo, como las ruedas que siempre amenazan con aplastar nuestros corazones.

Y sin embargo, nos impulsan hacia la curación, que no es un viaje a un lejano Shangri-la, o un momento de euforia trascendental. La aceptación es una gran parte de ella, como lo es una en alguna medida la resignación, y la conciencia de que nada, ni nadie, perdura. Así que comenzamos a dar consentimiento a la “pérdida” y la “derrota”, conceptos ilusorios que ilustran cómo ciertamente tenemos poco control. ¿Quién de nosotros no ha perdido a un ser querido, aparentemente para siempre? ¿O ha sido incapaz de ayudar a aquellos a quienes más apreciamos a pesar de nuestros frenéticos y desesperados esfuerzos?

El anhelo, las fracturas y la curación caracterizan nuestra evolución espiritual. Y se resuelven con la madurez. Absorbiendo, incorporando e integrando. Ejerciendo un mejor criterio. Aprendiendo a distinguir lo que es verdaderamente importante de lo que no lo es, y apreciando quiénes somos realmente en el mundo;

y mucho más allá.

Los padres, los socios, los amigos pueden ser asistentes maravillosos y transformativos. Pero los compañeros espirituales juegan un papel muy especial. Sosteniendo el espacio, a través de la escucha profunda y transformadora. Permitiéndonos desahogarnos. Resonando y compartiendo. Y recordándonos que todos estamos en esto juntos, eternamente unidos. Todos nosotros, todos en uno. Dios y el Universo materializados.

A través de estos compañeros redescubrimos nuestro verdadero yo. Se convierten en espejos que nos permiten encontrar lugares hace tiempo olvidados y visiones que siempre han residido dentro, insertadas en cada fibra de nuestro ser. Pero de los que perdimos el rastro de algún lugar a lo largo del camino, por una multitud de razones: en nuestro esfuerzo por complacer a los demás, o para saciar nuestros propios egos; para lograr lo que pensamos que se requería de nosotros, o para desafiar las leyes de la naturaleza, tratando de hacer permanente lo que siempre permanecerá transitorio.

Que la luz que a veces parpadea, pero nunca se extingue, nos traiga amor, serenidad, gozo y plenitud, especialmente en medio de nuestras luchas y penas.
Y que nos guíe de nuevo al lugar donde siempre hemos estado:

nuestro verdadero hogar en lo eterno.

Publisher: Spiritual Directors International

Executive Director and Editor: Rev. Seifu Anil Singh-Molares

Production Supervisor: Matt Whitney

Submissions: listen@sdiworld.org

Advertising: ads@sdiworld.org

Contempla is published four times a year. The names Spiritual Directors International™, SDIWorld™, and SDI™ and its logo are trademarks of Spiritual Directors International, Inc., all rights reserved. Opinions and programs represented in this publication are of the authors and advertisers and may not represent the opinions of Spiritual Directors International, the Coordinating Council, or the editors.

We welcome your feedback on any aspect of this issue of Contempla, or on SDI as a whole. Please send your comments to listen@sdiworld.org

When you visit the SDI website, you can learn about retreats, programs, conferences, and other educational events related to spiritual companionship. You can read descriptions of the spiritual direction relationship from a variety of spiritual traditions, and discover excellent questions to ask yourself and any potential spiritual directors you choose to interview. To locate a spiritual director or guide from a listing of over 6,000, go online to Guía de Búsqueda y Descubrimiento:.
sdi_logo_1000

SDI es el hogar del compañerismo espiritual

PO Box 3584
Bellevue, WA 98009