¿Necesito un Compañero Espiritual?

Considera algunas de las grandes preguntas de la vida. ¿Alguna de éstas suenan conocidas?

  • "¿Por qué me siento fuera de foco? Siento que me falta algo importante".
  • "¿Quién soy? En el más verdadero y profundo sentido"
  • "¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Cuál es el sentido de mi vida?"
  • "¿Cómo puedo nutrir la conexión que siento con la naturaleza o con las experiencias más extremas en las que me siento "íntegro" con lo que estoy haciendo?"
  • "¿Qué tengo para ofrecer al mundo?"
  • "¿Qué habilidades para vivir pueden ayudarme a enfrentar el inevitable dolor, la pérdida y la dificultad que nos acosan a todos en algún momento?"

Estas son preguntas profundas. Los compañeros espirituales van a trabajar todos los días – escuchando, haciendo preguntas, ofreciendo compasión – para ayudar a las personas a encontrar sus propias respuestas. Respuestas viables. Respuestas que son personales y prácticas. Que construyen fuerza interior y ecuanimidad.

Un compañero espiritual respeta tu derecho innato para discernir tu propio camino espiritual. 

Los compañeros espirituales sirven a toda la sociedad ayudando a cada persona a encontrar equilibrio y compasión.

Para más información: Lea este post sobre "Lo que hace un Buen Director Espiritual" del Director Ejecutivo, Reverendo Seifu Anil Singh-Molares.

Al igual que la psicoterapia, la dirección espiritual a menudo se ofrece como una experiencia de uno a uno o en grupo en sesiones privadas con mentores espirituales que probablemente han completado una amplia formación para esta práctica y servicio.

Depende de ti elegir un compañero espiritual que tenga la preparación, formación y experiencia que se adapte a tus necesidades. 

Un compañero espiritual incluye y confía en tu propio entendimiento del Espíritu: Dios, Alá, refugiarse en el Buda, el Universo, la Naturaleza, o como sea que llames a la Tierra de Todo Ser. La dirección espiritual incluye esta conexión como tercer socio en el proceso. 

Y si no sabes o no sientes esa conexión, un compañero espiritual puede ayudarte a discernir, sin coaxión sino con un profundo respeto a tu propia capacidad de descubrir y articular las formas en que te conectas innatamente.  

Si bien a veces puede ser apropiado hablar sobre las luchas personales y relacionales en el contexto de la dirección espiritual, un director espiritual no es psicoterapeuta, ni el director espiritual proporciona tales servicios. Del mismo modo, puedes discutir temas financieros edurante la dirección espiritual, pero un director espiritual no ofrece asesoramiento financiero y cualquier decisión y acción que puedas tomar en ese sentido la haces sin consejo o recomendación, y son puramente tu responsabilidad. Te recomendamos que leas detenidamente nuestras Guía de SDI para un comportamiento ético., antes de comenzar una nueva relación con un guía espiritual.

El Compañerismo Espiritual en Distintas Tradiciones

A continuación presentamos algunos ejemplos de cómo se ve la compañía espiritual en el espectro de distintas tradiciones.

"La dirección espiritual está englobada en la relación Budista estudiante-maestro; la conexión entre el director espiritual y el dirigido espiritual es más reminiscencia de la relación de "amigo espiritual", conocida en la antigua Pali como kalyanamitta.

Esta amistad sagrada es aquella en la que hay una profunda conexión y compromiso: una unión a través de la empatía y la sabiduría. En la dirección espiritual Budista, el director espiritual, en presencia consciente, comparte de una manera sincera, los sentimientos expresados por el dirigido espiritual —conocer la bondad inherente del dirigido espiritual— el lugar sagrado que hay en su interior.

A través de la empatía y la sabiduría, el director espiritual conduce hábilmente al destinatario espiritual a conocer su bondad inherente, inspirándole a visualizar y alcanzar su verdadero potencial. Las prácticas de atención plena a menudo se introducen como herramientas para mejorar la visión clara y la facilidad de bienestar ".

Karin J. Miles, MA, director espiritual y mentor, Interfaith Spiritual Center, Portland, Oregon, USA


“El budismo es una filosofía, una religión o un conjunto de principios éticos, según la creencia de cada uno. El budismo en Tailandia puede enseñarse, experimentarse o expresarse (practicarse) de manera diferente al budismo en algunas de las "nuevas escuelas" de budismo que se encuentran en todo el mundo. El budismo básico, fundamental o de la "vieja escuela" se basa en las enseñanzas, la meditación y un maestro de dharma del Buda. La vieja escuela no es teísta (no debe confundirse con atea). Algunas de las nuevas escuelas de budismo se basan en el canto de mantras o los nombres de deidades y son algo teístas.

La dirección espiritual, entonces, difiere de una tradición a otra, o hay prácticas superpuestas. Hay maestros de dharma, amigos espirituales y ministros. Los practicantes budistas pueden meditar, aprender de los maestros, cantar u orar. Es a través de la meditación que se cultivan las "cinco facultades espirituales": fe, esfuerzo, atención, concentración y sabiduría. A través del canto de mantras, la mente puede fijarse en una determinada cualidad espiritual o ley espiritual. Al aprender de un maestro de dharma (en un retiro o de otro modo), uno puede explorar y aplicar la dirección hacia una vida espiritual que es menos teórica y más personal. Con amigos espirituales, uno puede encontrar apoyo continuo para el estilo de vida espiritual que ha elegido vivir ".

Pamela Ayo Yetunde es capellán de hospital y está graduado por el Sati Center for Buddhist Studies Chaplaincy Training Program

"La dirección espiritual, en realidad, no es más que una forma de llevarnos a ver y obedecer al verdadero Director, el Espíritu Santo escondido en lo más profundo de nuestra alma."

Thomas Merton, monje Trapense, EE. UU.

"La mayoría de la gente estaría de acuerdo en que la dirección espiritual significa compañerismo con otra persona o grupo a través del cual El Santo brilla con sabiduría, aliento y discernimiento. Algunos, sin embargo, esperan que esta compañía sea de carácter profesional, con un director espiritual capacitado, supervisado y tal vez incluso certificado. Otros lo ven como espontáneo y dotado, resistiendo fuertemente los signos de profesionalización.

La guía espiritual puede ocurrir auténticamente en una amplia variedad de formas. Las muchas formas se pueden dividir en dos grupos principales: dirección espiritual formal y compañerismo espiritual informal. La dirección espiritual formal incluye relaciones que se definen explícitamente como dirección espiritual con una clara separación de roles entre el director espiritual y el dirigido espiritual. Por lo general, las reuniones se programan con anticipación de manera regular, y un director espiritual normalmente tiene solo un director formal.

El compañerismo espiritual informal se caracteriza por una falta de estructura y definición de roles. Estas relaciones no se consideran exclusivas y la mayoría de las personas tienen varias de esas relaciones. Las reuniones tienden a ser irregulares y espontáneas. Casi siempre hay una atmósfera de reciprocidad, y cada persona conserva su propio lugar de discernimiento. No existe la noción de proporcionar un servicio y las tarifas están fuera de discusión ".

Gerald May, MD. Exctracto de Shalem News, Volume xxii, No. 1, Winter, 1998, “Varieties Of Spiritual Companionship”

“Definimos la dirección espiritual cristiana como la ayuda brindada por un cristiano a otro que le permite a esa persona prestar atención a la comunicación personal de Dios con él o ella, responder a este Dios que se comunica personalmente, crecer en intimidad con este Dios y vivir las consecuencias de la relación ".

William A. Barry, SJ and William J. Connolly, SJ, Center for Religious Development, Cambridge, Massachusetts, USA

“La dirección espiritual es el proceso de ayudar a cada creyente a darse cuenta de la libertad de su propia alma y ayudar a todos a aceptar la responsabilidad de desarrollar una relación con Dios a través de Jesucristo mientras están en comunidad. Algunas prácticas de guía espiritual que fortalecen esa relación incluyen la oración hablada y extemporánea en la adoración formal e informal; participación en comunidades de aprendizaje desafiantes; diálogo sobre las escrituras, la práctica de la fe y la misión; estudio e interpretación personal de las escrituras; silencio, meditación y uso del laberinto en algunas iglesias asociadas ”.

Rev. Catherine Fransson, Seattle First Baptist Church, American Baptist

“La dirección espiritual es un contacto mediante el cual alguien acepta a otra persona como guía en (una parte de) su camino espiritual. Alguien busca y acepta a otro como guía en su propio camino espiritual y se confía a su autoridad rectora. Los Padres del Desierto practicaron una especie de dirección espiritual arquetípica en la tradición cristiana (entre 300 y 600 d.C.). En el desierto, sobrevivir como ser humano y como cristiano fiel era para la mayoría de las personas solo posible con un guía confiable. La guía espiritual creció de una manera muy natural. Los principiantes buscaban el apoyo de compañeros de viaje experimentados. Buscaron consejos concretos. "Dime una palabra". Querían instrucciones claras para no perderse ".

Gideon van Dam, Dutch Protestant Church, Netherlands

“La dirección espiritual presbiteriana requiere un fundamento bíblico y familiaridad teológica en nuestro caso con la fe y la tradición reformadas, esa es nuestra lente. Pero la dirección está interesada principalmente en nuestra experiencia espiritual universal y eso requiere la capacidad y la voluntad de notar a Dios a través de muchos lentes. La dirección no se trata de decirle a la gente qué creer o cómo actuar, sino trabajar con el Espíritu para descubrir, emerger, nombrar por sí mismos y participar en lo que Dios está haciendo ".

Rev. Kenton Smith, Presbyterian, USA

“La dirección espiritual en la Tradición Anglicana es algo así como la propia Iglesia Anglicana: una combinación de muchos caminos que se han transmitido a lo largo de los siglos. Tradicionalmente, el segmento "anglo-católico" de la Iglesia Anglicana siempre ha tenido una forma de dirección espiritual. Todavía hay algunos directores espirituales de esa vieja tradición que sostenía que el director espiritual también era el confesor. Así como la dirección se está volviendo más buscada en otras tradiciones, nosotros también estamos experimentando a más personas que buscan directores espirituales y ahora hay buscadores tanto evangélicos como “anglo-católicos”.

Los directores espirituales aquí en Ontario están capacitados en las tradiciones franciscana, beneditina e ignaciana, y la forma anglicana es combinar estas tradiciones y otras según parezca necesario para las necesidades de un dirigido espiritual. Ciertamente los directores espirituales de la Iglesia Anglicana son conscientes de un apego especial por parte de algunos dirigidos espirituales anglicanos al Libro de Oración y la espiritualidad de los oficios diarios ”.

Dana Fisher, Professor at Trinity College, Toronto, Ontario, Canada

“La dirección espiritual tradicionalmente luterana se concentra en el pecado. Lutero dijo que sólo la fe puede liberarnos del pecado. Entonces, lo que la gente está buscando es la salvación, que para la mayoría significa la experiencia de la dicha. Consecuentemente, la primera tarea del director espiritual es ayudar al dirigido espiritual a discernir qué es pecado y qué no. La siguiente tarea es ayudar al dirigido espiritual a darse cuenta de que, a pesar del sufrimiento, la paz es el signo de la gracia.

Desde la década de 1950 se han construido muchas casas de retiros, y tanto laicos como sacerdotes las dirigen. Los laicos también pueden dar la absolución de los pecados. No hay pautas formales para la dirección espiritual ni pautas para el entrenamiento. Durante las últimas dos o tres décadas, la Iglesia Luterana ha estado mirando cada vez más hacia la Iglesia Católica Romana en busca de inspiración. Muchos de nosotros hemos asistido a cursos de dirección espiritual en instituciones católicas romanas ”.

Eva Basch-Kahre, psychoanalyst and spiritual director, Lutheran, Sweden

“La dirección espiritual es la facilitación de la formación espiritual de uno a través de una relación de pacto con otro, formalizada en reuniones regulares para indagar, conversar y reflexionar sobre la experiencia personal de uno. El director espiritual es aquel que, en virtud de su santidad personal y madurez espiritual, ayuda al dirigido espiritual a prestar atención a la presencia y obra de Dios en su vida. Dentro de la tradición teológica wesleyana / metodista del cristianismo, la santidad de corazón y de vida es la meta con un sistema interconectado de dirección espiritual para todos como medio hacia ese fin. El intercambio de historias en pequeños grupos de rendición de cuentas o mediante el testimonio público, y la vinculación de las prácticas devocionales personales con el servicio entre los pobres se enfatizan como medios de gracia ”.

Rev. Douglas Hardy, PhD, Church of the Nazarene, Kansas City, Missouri, USA

“La teología espiritual tiene que ver con vivir la vida cristiana en lugar de pensar en ella…. El movimiento de asesoramiento, incluso dentro de la iglesia, se volvió muy psicologizado y se volvió casi exclusivamente terapéutico, por lo que la gente estaba lidiando con problemas. Si tenía algún problema, acudía a un consejero. Pero la dirección espiritual, en cierto sentido, no comienza con un problema. La dirección espiritual trata mucho más de la salud y una identidad de santidad cristiana, así que creo que es una respuesta obvia al fracaso de trascender ".

Excerpted from a 1995 interview of Eugene H. Peterson, Evangelical, Professor of Spiritual Theology at Regent College in Vancouver, British Columbia, Canada

“La Dirección Espiritual Judía o Hashpa'ah (Flujo Divino) es un proceso para explorar nuestra conexión con lo que experimentamos como Dios, Espíritu, Verdad, sin embargo, expresamos y entendemos lo Sagrado en nuestras vidas.

A través de estas exploraciones, quienes están comprometidos en la dirección espiritual, intentan discernir la presencia de lo Sagrado en su vida cotidiana, trabajo, celebraciones y luchas.

Esta llamada explora la evolución histórica y actual de la dirección espiritual judía, algunos de los elementos clave de la experiencia y cómo esta práctica sagrada puede ayudar a las personas y las comunidades a profundizar sus conexiones con Dios, el yo, la comunidad y el mundo ".

Rabbi Shawn Israel Zevit, Jewish, USA

 

 


“El objeto de la dirección espiritual es cultivar la capacidad de uno para discernir la presencia de Dios en la vida de uno, notar y apreciar los momentos de santidad, mantener una conciencia de la interconexión de todas las cosas, explorar formas de estar abierto al Dios Bendito en momentos desafiantes y difíciles, así como también alegres.

El director sirve como compañero y testigo, alguien que te ayuda (a veces con preguntas, a veces simplemente escuchando) a discernir lo divino donde podrías haberlo perdido e integrar esa conciencia en tu vida diaria, tu tefilá, tu trabajo de tikkun olam, tu estudio, tu práctica ritual".

Rabbi Jacob Staub, Jewish, USA


“Un director espiritual judío reconoce el hambre espiritual de los judíos contemporáneos. A lo largo de la historia judía, mentores como el mashpiachaver, mashgiach, proporcionaron orientación espiritual en su entorno y época. Basándose en nuestra herencia para crear un modelo contemporáneo de compañerismo espiritual, un director espiritual judío ayuda a las personas a conectar las experiencias del vocabulario y la tradición sagrada, a explorar los senderos judíos que sustentan la vida interior, el panimiyut e inspiran la participación en la kehillah, la comunidad espiritual."

Isabella Freedman Jewish Retreat Center website

“Islam significa entregarse a Dios en paz. El viaje de la entrega es el trabajo de toda la vida de transformar el ego, abrir el corazón y volverse consciente de Dios. Necesitamos llevar la Divinidad al centro de nuestras vidas. La guía, inspiración y apoyo de un director espiritual, maestro espiritual o amigo espiritual es crucial para este proceso. El sabio Rumi del siglo XIII dice que quien viaja sin guía necesita doscientos años para un viaje de dos días.

Un director espiritual, maestro o amigo musulmán tiene una fe inquebrantable en la guía espiritual que abunda en el Corán, las percepciones del profeta Mahoma y las enseñanzas de los sabios islámicos. El Corán nos dice que "Dios está más cerca de ti que tu vena yugular" y "Dondequiera que mires está el rostro de Alá".

Para quitar los velos entre nosotros y nuestro Creador, el Profeta Muhammad dice: 'Conócete a ti mismo y conocerás a tu Señor' y, 'Muere antes de morir'. También explica el papel de un maestro y compañero espiritual: 'El maestro enciende la luz; el aceite ya está en la lámpara ”. Los místicos aconsejan a los buscadores que ejerciten el discernimiento en la elección de un guía espiritual.

Elije a alguien que te recuerde a Dios, alguien que no te aconseje sólo con palabras, sino con el idioma de los hechos. La oración de Rumi por nosotros es que durante toda la vida nos conectemos con varios maestros espirituales, guías y amigos para que podamos "salir del Círculo del Tiempo y entrar en el Círculo del Amor".

Jamal Rahman, Muslim, originally from Bangladesh, currently lives in Seattle, USA, serving as minister of Interfaith Community Church and adjunct faculty at Seattle University. He is author of The Fragrance of Faith: the Enlightened Heart of Islam.


El sufismo es el núcleo místico del Islam. Aunque el sufismo es más prominente en los países musulmanes, sus ideas, prácticas y maestros se pueden encontrar en todo el mundo. Las prácticas del sufismo a menudo se consideran medicinas espirituales y el jeque, o guía, es el médico. De acuerdo con un viejo dicho sufí turco, 'Puedes vendar un corte tú mismo, pero no puedes sacarte tu propio apéndice'. Es decir, podemos aprender y crecer a través de nuestros propios esfuerzos, pero para una profunda transformación espiritual necesitamos un guía. La guía inspira y enseña a los estudiantes a acercarse a la realización de su naturaleza divina interior. Esa enseñanza es en sí misma una expresión de la voluntad divina. Rumi escribe: "Quien viaja sin guía necesita doscientos años para un viaje de dos días".

Robert Frager, PhD is the founding president of the Institute of Transpersonal Psychology in Palo Alto, California, USA where he is Professor of Psychology and Director of the Spiritual Guidance Program. He is a sheikh in the Halveti-Jerrahi Sufi Order and has written three books on Sufism.

“Vivir tu vida en unión con lo Divino y conseguir la libertad del Yo más elevado, es el objetivo final de la filosofía oriental del Yoga. La dirección espiritual, desde la perspectiva del Yoga, se basa en el entendimiento de que Dios vive dentro de los corazones de cada uno de nosotros y de toda la creación.

El objetivo de la dirección espiritual es la formación de una asociación entre Dios, el dirigido y el director en una alquimia santa, que sostiene amorosamente al dirigido durante la exploración y profundización de la relación de uno con Dios, los demás, toda la creación y el Ser superior.

A través de una escucha profunda, preguntas poderosas y la reflexión de los pensamientos y sentimientos transmitidos por el dirigido, la dirección espiritual brinda la oportunidad de reflexionar regularmente sobre los eventos y circunstancias de la vida desde una perspectiva espiritual.

Las prácticas espirituales, incluida la dirección espiritual, tienen la capacidad de expandir la conciencia interna donde residen la quietud, la paz, la felicidad y la alegría; la meditación, la contemplación, el canto o el hatha yoga se pueden ofrecer como herramientas para ayudar al destinatario a experimentar a Dios en cada momento de esta danza sagrada llamada vida.

Con gracia, esfuerzo propio y el apoyo de un director espiritual, los dirigidos pueden despertar completamente a su divinidad interior y expresar su verdadera naturaleza de amor, compasión y servicio en su vida diaria ".

Donna Woods, Philosophy of Yoga, USA


“La dirección espiritual es la práctica contemplativa de acompañar (o unirse) a una persona o grupo a medida que despierta a lo espiritual en la vida diaria, y son las intenciones y los apoyos compartidos para que el destinatario tenga una relación más profunda con el espíritu a través de todas las fases de vida."

Dale Rhodes, Taoist, Enneagram Portland Oregon, USA

“Los Universalistas Unitarios que ofrecen dirección espiritual acompañan a otros buscadores de diversas tradiciones, ofreciendo nuestras habilidades, nuestro cuidado y los descubrimientos obtenidos de nuestra propia práctica y entrenamiento espiritual. Nuestras perspectivas son abiertas y de aceptación, y nuestros recursos son ricos, derivados de todas las tradiciones religiosas del mundo ".

Ann H. Deupree, EnoRiver Unitarian Universalist Fellowship

“La guía espiritual es estar presente en el momento, ver y honrar el misterio sagrado del alma de otro. Es presenciar este misterio y reflejarlo en palabra, oración, pensamiento, presencia y acción. La guía espiritual es modelar una relación profunda con lo Divino y permanecer en fe y amor con el otro a medida que se desarrolla esa relación. La guía espiritual es un viaje de sanación profunda y una afirmación de la Santidad (integridad), lo Sagrado y el Misterio de toda la vida ".

Carol A. Fournier, MS, NCC, Interfaith Spiritual Director/Guide, Silver Dove Institute, Williston, Vermont, USA

“Fuera de un contexto ministerial y despojado de sus fundamentos teológicos, el acompañamiento espiritual tiene gran parte del mismo potencial que Jon Kabat-Zinn reconoció en la meditación cuando lo alejó de sus raíces budistas para promover la atención plena. Sé que nunca he encontrado nada mejor que me ayude a estar presente, prestar atención y hacer las paces con preguntas que nunca serán respondidas ".

Joe Sehee, Nontheistic Spiritual Director, and Executive Officer, Social Health, Australia

Próximo Paso: Encuentra un Compañero Espiritual

Localizar y entrevistar a un compañero espiritual, capellán o instructor de vida, es un paso importante en tu viaje espiritual. El deseo de SDI es proporcionar una manera fácil y atractiva para que los buscadores se conecten con un compañero espiritual, para encontrar un programa de aprendizaje y/o un centro de retiro. También ayudamos a los compañeros espirituales existentes a encontrar supervisores y recursos de capacitación adicionales.